¿Hacemos lo posible por proteger la huella digital de nuestros menores?


tiempo estimado de lectura : 4
17 Aug
17Aug
"Nuestra huella digital comienza desde el primer momento que algún dato personal nuestro, comentario o alguna fotografía nuestra aparece en internet"

Cuál fue mi sorpresa cuando mi pasión por las redes sociales, tanto por mi trabajo como por hobby me llevó a descubrir una red de madres que crean cuentas en las redes sociales desde que su bebé nace y publican fotos casi a diario sobre la evolución y vidas de sus bebés. Entre ellas se dan likes, comentarios y fomentan el crecimiento de sus cuentas compitiendo por la mejor fotografía o videos de sus bebés para ver si marcas de productos infantiles las contactan para publicitar sus artículos. Otras con hij@s menores de más avanzada edad l@s ponen a posar con diferentes modelos o artículos buscando una posible carrera de modelo. Algunas ni siquiera buscan hacer negocio, parecen estar orgullosas de sus bebés y muestran hasta momentos que en un futuro podía ser ridiculizados: comiendo y manchándose toda la cara y cuerpo de tomate o chocolate, su primera caída o simplemente les graban diciendo alguna palabra mal pronunciada que les puede parecer graciosa. La mayoría de estas cuentas suelen ser públicas o si son privadas con solicitar la amistad y hacerte pasar por otra madre de su círculo, no harán muchas preguntas y te dejarán acceder. Sin necesidad de formar parte de este grupo de madres también hay padres que comparten el mismo tipo de contenido sin pensar en las consecuencias.

¿ Cuales son algunos de los riesgos que se presentan al publicar este tipo de contenido de nuestro menores?

Hay innumerables razones por las que no recomiendo poner fotografías de menores en las redes sociales pero dejarme mencionar algunas de las más importantes:

  1. Derecho del menor a que ellos mismos empiecen a crear su huella digital cuando sea consciente del impacto de lo que se publica. ¿Os imagináis que vuestros padres hubieran publicado vuestro primer tropiezo al intentar andar o fotografias en paños menores a corta edad que cualquiera puede compartir o reproducir con diferentes fines? Para aquellos que cuando nacimos no había internet , cuesta pensar en el impacto que pueden tener las publicaciones de momentos que deberían ser íntimos o compartidos con un círculo reducido que se interese o quiera saber del menor.
  2. Nunca sabemos dónde puede acabar ese contenido publicado del menor. Según mis años de experiencia trabajando durante años con las fuerzas del orden a nivel mundial, os puedo asegurar que nunca sabéis dónde puede acabar una fotografía que se publique en internet de vuestros hijos. Hay terceras personas mal intencionadas que pueden sacar pantallazos de las imágenes de zonas que quieran resaltar ( e.j zonas genitales). La foto más inocente puede convertirse en algo perverso si acaba en malas manos. Bajo ningún concepto se deben publicar fotografías en paños menores o sin ropa de menores. Debemos proteger la intimidad y privacidad de nuestros menores y hablar con ellos para hacerles entender los riesgos en el momento que accedan a intenet de una manera más independiente.
  3. Ya tendrán tiempo para estar en las redes sociales. Aunque sea tentador, no se le debe dar su propio teléfono a una edad demasiado temprana, mínimo debe tener una edad entre 13 t 14 años en la que puedan comprender cómo navegar en internet de una manera segura y tener la confianza suficiente para hablar con sus padres o adultos de confianza cuando tengan cualquier incidente. Si hay una edad de acceso para las redes sociales, es por algo. Muchas suelen tener entre límites de 13 o 14 años.
  4. Es comprensible que un@ quiera mostrar a sus hijos a familiares y a amigos, sobre todo a aquellos que no vivan cerca pero se debe hacer en un círculo de privacidad cerrado y protegido. También es importante que si otros hacen fotografías de nuestros hijos entiendan que deben tener vuestro consentimiento antes de se ser publicadas. Siempre se debe revisar con cuidado la configuración de privacidad de las redes sociales.
  5. Los padres y adultos en el entorno del menor deben estar al día de los riesgos y hablar sobre el tema con frecuencia con ellos. No estar al día de lo que está sucediendo es otro de los riesgos ya que no podréis ayudar a vuestros hijos cuando sea necesario.
  6. Si no se protege la huella digital de nuestros menores, en un futuro pueden ser objeto de bullying o incluso puede afectarles a la hora de búsquedas de trabajo o el contenido puede acabar en manos de cibercriminales.
¿ Son estos todos los riesgos?

La respuesta es no, es un tema muy amplio e iré publicando sobre otros riesgos entre el intercambio de fotografías o mensajes comprometidos entre adolescentes también, por ejemplo y otras variantes. Pero de momento esto es un buen comienzo si es un tema que no te has planteado en profundidad con anterioridad.

Algunos recursos para adultos y padres:

La idea de que nunca te va a pasar a ti o a tus hijos suele ser lo que hace que de manera despreocupada se le quite importancia a proteger la identidad digital de nuestros menores.

El desconocimiento de los mismos adultos es el peor enemigo pero no os preocupéis porque hay muchos recursos online para estar al día y poder así ayudar a tus hijos:

  • "Internet Segura for kids" . Portal de internet gestionado por la Secretaría de Estado y Digitalización e Inteligencia Artificial de España y el Instituto Nacional de Ciberseguridad español, junto con otras instituciones internacionales que también colaboran. Disponen de numerosos recursos online de manera gratuita e incluso tienen un formulario de contacto y número de teléfono si se necesita ayuda.
  • Las redes sociales de mayor renombre suelen tener una sección dedicada a la seguridad de los adolescentes, aquí algunos de los portales:

Facebook e Instagramhttps://www.facebook.com/safety/bullying/teens

Snapchathttps://www.snap.com/es-ES/safety/safety-education

TikTokhttps://www.tiktok.com/safety/resources/for-parents?appLaunch=&lang=es

También existen los controles parentales para tener en cuenta no solamente el contenido que se publica de nuestros menores sino también a las páginas que accede en internet:

Se puede leer más sobre las diferentes herramientas de control parental en el siguiente link:

https://www.is4k.es/de-utilidad/herramientas

En el mundo en el que vivimos en que cualquier foto, comentario , Tweet o vídeo puede hacerse viral en cuestión de segundos hay que pensarse dos veces antes de publicar cualquier contenido que pueda afectar al futuro de nuestros menores.

Nosotros como adultos tenemos la capacidad de tomar esa decisión y debemos tenerlo en cuenta a la hora de pensar en los más vulnerables. ¿ Cómo puede afectar al futuro de mi hijo esta publicación? Frente a la duda mejor no publicarlo. Es nuestro deber también educar a aquellos adultos de nuestro entorno que no tienen en cuenta los riesgos y publican fotografías de menores de nuestro entorno. No se debe minimizar el impacto de un mal manejo de la huella digital de los menores. Démosles a ellos el derecho a decidir que quieren compartir con internet. Una vez dejada la huella digital, es muy difícil borrarla y en ocasiones ya no se puede borrar el daño que esa huella puede haber causado. ¿ Por qué poner a nuestros menores en esa situación? Dime qué opinas y cómo gestionas en estos momentos la huella digital de tus hijos o entorno familiar con menores.


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.